Cuando un hámster vive en un ambiente tranquilo, tiene una dieta balanceada, tiene una jaula enriquecida para una vida activa y disfruta de la compañía de sus guardianes, es más probable que muera de muerte natural, o como consecuencia inevitable ...